Una tradición ya perdida en la provincia

El muy taurino Día de Reyes

0
1002
La plaza de Valverde ha acogido festejos taurinos el dia de Reyes.
La plaza de Valverde ha acogido festejos taurinos el dia de Reyes.

La festividad del día de Reyes Magos ha tenido en Huelva cierta tradición taurina, ya perdida. Varios cosos de la provincia e incluso la propia capital onubense han celebrado festejos en un día como hoy en décadas pasadas, casi todos ellos con un carácter benéfico y solidario.

Vicente Parra.-

     Amplia y numerosa ha sido la presencia de festejos taurinos en Huelva en una fecha tan entrañable como la de los Reyes Magos, un día en el que, en muchas ocasiones, se ha buscado la generosidad del taurino para contribuir, con su ayuda, a una obra de carácter benéfico

     En el año 1953, bajo la organización de Miguel Báez ‘Litri’, se celebró un festival benéfico en la capital, que contó con las actuaciones del propio organizador, Pedro Martínez ‘Pedrés’, Antonio Chenel ‘Antoñete’, Antonio Gallardo, Antonio Vázquez y Rafael Carbonell para lidiar cinco reses de Tomás Prieto de la Cal y una, lidiada en sexto lugar, de Gerardo Ortega. Litri cortó los máximos trofeos; Pedrés dio la vuelta al ruedo; Antoñete no tuvo fortuna con el animal que, además, le arrolló; Antonio Gallardo paseó el anillo al igual que Antonio Vázquez, el mismo premio que tuvo Rafael Carbonell.

     Triunfal fue el que se celebró en el año 1965 en Valverde del Camino, donde se lidiaron novillos de Pedro Luis García Carranza. Los máximos trofeos les fueron concedidos al rejoneador Francisco Jacobo Delgado y a los diestros Manuel García ‘Palmeño’, Santiago Castro ‘Luguillano’, Pepe Luis Caetano y Juanito Muñoz. El enorme frío que reinó aquel día hizo que los tendidos del coso valverdeño tan sólo se cubrieran en su mitad.

     En el año 1966, en la capital se anunció un festival en el que iban a tomar parte Riverita y Paquirri, pero un desgraciado accidente automovilístico impidió que los hermanos gaditanos pudieran estar presentes, siendo reemplazados por Pepe Luis Caetano y Pepe Luis Segura, mientras que José Luis Capillé sustituyó al enfermo Francisco Leandro ‘Pirfo’, quienes actuaron junto a los onubenses Jesús Abril, Juan Luis Llanes ‘El Calañés’ e Isaías González. El triunfador de la tarde fue Capillé que, ante el buen novillo de Litri, logró cortar el rabo, mientras que los restantes actuantes, con cuatro novillos de Guardiola Domínguez y otro de Clemente Tassara, lograron dos apéndices.

     Brillante festejo a beneficio de la Cabalgata de Reyes Magos el celebrado en el año 1967 en Valverde del Camino. Lleno en los tendidos y triunfos del rejoneador Fermín Bohórquez, con un novillo de la casa, y los diestros Miguel Báez ‘Litri’, Miguel Mateo ‘Miguelín’, José Luis Capillé y Juan Carlos Beca Belmonte, que cortaron los máximos trofeos.

    Al año siguiente, el festejo se celebró en la jornada del 7 de enero, que fue domingo, y la recaudación estuvo destinada a la Campaña de Navidad. Los novillos fueron del Conde de la Corte, de buen juego en líneas generales, destacando el tercero, que fue premiado con la vuelta al ruedo. El rejoneador Antonio Ignacio Vargas, los matadores Miguel Mateo ‘Miguelín’, Emilio Oliva, Manuel Cano ‘El Pireo’ y José Rivera ‘Riverita’, y el novillero peruano Antonio del Castillo cortaron los máximos trofeos, mientras que el torero local Isaías González sólo pudo lograr dos apéndices.

ALGUNAS SUSPENSIONES

     No pudo celebrarse el festival anunciado para la tarde del 6 de enero de 1969 en la plaza valverdeña por cuanto las lluvias caídas desde horas antes dejaron impracticable el ruedo. En esa ocasión estuvieron anunciados Rafael Peralta, Jaime Ostos, Pedrín Benjumea, Francisco Ruiz Miguel, Rafael Torres y Pepín Martín para lidiar astados del Conde de la Corte. Sin embargo, en Aracena sí pudo celebrarse una novillada, en la que se lidiaron astados de José Navarro Villadiego a los que Tobalo Vargas y José Miguel Álvarez le cortaron las orejas, mientras que el rejonador Eduardo Torres ‘Bombita’ logró hacerse con el rabo de su oponente.

     Tampoco hubo fortuna en el año 1970, cuando se anunció un festival a beneficio de la Campaña de Navidad. Con reses de Guerra Núñez estuvieron anunciados el rejoneador Eduardo Torres ‘Bombita’ y los novilleros El Bormujano, Pepín Martín, Ricardo Chibanga, Manuel Rodríguez y Marcelino. La lluvia impidió la celebración del espectáculo como sucedió también en Cortegana, donde estaban anunciados el rejoneador Martínez Conradi y los diestros José Martínez ‘Limeño’, Carnicerito de Úbeda y José Luis Perada.

     El festival celebrado en Valverde del Camino en el año 1973 fue polémico. Se anunció a beneficio de las Hermanas de la Cruz con el patrocinio del Ayuntamiento, pero, en las puertas de acceso a la plaza, se desmentía el patrocinio y el destino de los beneficios. Rafael Peralta no estuvo afortunado con su primero, al que descordó, ni con el segundo que lidió, mostrándose muy inseguro durante su actuación y sus caballos fueron alcanzados en varias ocasiones. Paco Camino tampoco estuvo a gusto con una mano escayolada; poco lucido estuvo Limeño; Manolo Cortés logró los máximos trofeos tras un buen quehacer; El Cazalla pasó sin pena ni gloria; bien a secas José Antonio Domínguez y Antonio Rubio ‘Macandro’, mientras que Emilio Muñoz demostró sus buenas dotes pese a su edad.

     La plaza de toros de Zalamea la Real acogió una novillada el día de Reyes de 1975. Las reses de Caridad Des Alliens de Núñez Guerra fueron buenas y con ellas el rejoneador Manuel Vidrié cortó las dos orejas y el rabo, mientras que Heredia Romero y Pedro Mariscal fueron ovacionados. Ese mismo día se celebró en Trigueros un festival a beneficio de las Obras Sociales y Asistenciales de la Parroquia de la localidad. Pese a ello, el fracaso en la taquilla fue rotundo y a punto estuvo de suspenderse el festejo para evitar que las pérdidas fueran mayores. Se lidiaron novillos de Miguel Báez ‘Litri’, a los que Julio Vega ‘Marismeño’, José Luis Parada, Rafael Torres y Antonio Infante ‘Alín’ le cortaron las dos orejas, mientras que el rejoneador Luis Valdenebro obtuvo los máximos trofeos de su oponente.

     En 1978, la plaza de Nerva acogió un festival benéfico en el que se lidiaron novillos de Diego Romero, que resultaron bravos. El rejoneador Rafael Gutiérrez cortó las dos orejas y el rabo; Antonio Rubio ‘Macandro’ también cortó el rabo a su primero, mientras se le ovacionó en el otro; Pepe Luis Vargas totalizó tres orejas y un rabo; y Juan Mora también cortó las dos orejas y el rabo a su primero, y se le ovacionó en el otro.

     La Hermandad de Emigrantes de la capital onubense organizó un festejo cómico-taurino para la matinal del Día de Reyes de 1980, al que asistió escaso público. Al sevillano Manuel Nieto le entregó uno de sus peones las dos orejas y el diestro tuvo que rechazarlas ante las protestas de los espectadores que, por su parte, ovacionaron al onubense Manuel Suero ‘Batalla’. La jornada la completó el espectáculo capitaneado por Torrijos.


REPORTAJES RELACIONADOS

DEJAR COMENTARIO

diecisiete + uno =