En el 81 aniversario de su muerte

La apasionada vida del primero de los ‘Litri’

0
3304
Miguel Báez Quintero 'Litri I'.
Miguel Báez Quintero 'Litri I'.

Se cumple hoy un nuevo aniversario (81 años) de la muerte de Miguel Báez Quintero ‘Litri’, el primero de la prolija saga de los Litri. Una vida apasionada, aventurera y vivida de forma intensa durante 62 años. Litri I era el padre de Miguel Báez Espuny y abuelo de Miguel Báez Spinola.

Vicente Parra.-

     En la jornada del 15 de enero, tal día como hoy, pero de 1932 falleció en Huelva el que fuese matador de toros Miguel Báez Quintero, el primer Litri de la historia, hijo de El Mequi y padre de Manuel Báez Gómez ‘Manolito Litri’ y Miguel Báez Espuny ‘Litri’, y abuelo de Miguel Báez Spínola ‘Litri’.

     Fue un torero por tradición al seguir la estela de su difunto padre y, al mismo tiempo, por intuición por cuanto, cuando tan sólo contaba con seis años, quedó huérfano de padre y, por tanto, no pudo recibir sus consejos y ayuda. Pero el destino le tenía señalado para ser torero. Hay una curiosa anécdota que marca el inicio de su trayectoria. Cuando el joven Miguel contaba con tan sólo trece años de edad marchaba un día por una huerta cercana a la capital onubense cuando un toro descarriado acometió a su perro. El niño se defendió con un saco pero tuvo la mala fortuna de enredarse en unos matorrales, por lo que el astado le campaneó por el muslo derecho, arrojándole a una prudente distancia al tiempo que le proporcionaba una herida, de la que Miguel tardó muy poco tiempo en curar. Fue su bautismo de sangre sin ser aún torero.

     Físicamente, además de joven, Miguel era alto, con anchos hombros, de tez mate y cabellos negros y muy cuidados, boca bien dibujada, dientes deslumbrantes y gran apostura. Además, era corto y esmerado en el cortejo de las mujeres. Vestía impecablemente, con chaqueta corta y pantalón ajustado, resaltando su aspecto varonil y un porte elegantísimo que le hicieron ganarse el apodo ‘Litri’, es decir, presumido.

     En 1884, cuando asistía como espectador a un festejo taurino y ante la imposibilidad del espada anunciado para dar muerte a la res, pidió permiso a la presidencia para saltar al ruedo y acabar con el astado, algo que hizo de un soberbio estoconazo. Este hecho hizo que su notoriedad se acrecentara en toda la ciudad y que, paulatinamente, se fuera acercando al plantel taurino.

     Se sabe que en 1885 estuvo como banderillero en una corrida celebrada en la capital el día 13 de septiembre, pero su primera aparición pública como torero fue el 12 de octubre de dicho año de 1885, en una novillada benéfica en la que se pretendió recaudar fondos económicos para la adquisición de un buque de guerra llamado ‘Andalucía’. A lo largo del año 1886 actuó en diversos festejos en la provincia onubense. En una actuación en la localidad de Aroche sufrió un percance leve. Su carrera proseguía e iba ganando adeptos y contratos fuera del entorno onubense hasta tal punto que en agosto de 1888 se presentó en Sevilla, lidiando astados de Emilio García, actuando junto a ‘Currito Ávila’ y Fabrilo.

     En estos años, la fama de Miguel Báez ‘Litri’ fue en aumento entre sus paisanos, entre los que contaba con muchos seguidores. En la capital onubense, desde el año 1881, no había plaza de toros, por lo que, ante los éxitos de Litri, se decidió construir una de madera que se inauguró el 21 de 1889, festejo que sirvió para la presentación de Litri ante sus paisanos. El 1 de noviembre de 1890 se presentó en la capital del Reino actuando junto a Bonarillo. Tras el éxito logrado, se repitió su actuación dos días más tarde.

LA ALTERNATIVA

     Prosiguió su carrera como novillero hasta que el 30 de septiembre de 1893 recibió la alternativa de manos de ‘Bonarillo’ en un festejo celebrado en la plaza de Sevilla, donde se corrieron toros de Antonio Halcón. Este grado de matador de toros lo confirmó en la plaza de Madrid días después, concretamente el 28 de octubre, de manos de Guerrita.

     Las cosas le marchaban bien a Miguel ‘Litri’. quien el 20 de diciembre de 1898 sorprende a los onubenses con la celebración de su matrimonio con Antonia Hernández Díaz. La carencia de una plaza de toros en Huelva hizo que el diestro impulsara su construcción, por lo que creó una sociedad anónima denominada ‘Sociedad Propietaria de la Plaza de toros de Huelva’. El 23 de enero de 1902 se fundó la sociedad, que estuvo constituida por Miguel Báez Quintero ‘Litri’, Claudio Saavedra Martínez, Manuel Martín Vázquez, Manuel Mascarós y Pons, José Aragón Pina, Mariano Marchena García, León Pérez Sanz, Casiano de Gregorio de la Riva, Pío Gutiérrez Díaz y Matías López Oller. Junto a los nombrados, los hermanos Juan y Carmen de la Corte, propietarios del solar sito en la Huerta de La Merced, aportado para construir la plaza de toros.

     El edificio fue construido con suma rapidez y el 5 de septiembre de dicho año de 1902 fue inaugurado con un festejo en el que intervinieron el propio Miguel Báez ‘Litri’ y ‘Machaquito’, lidiando astados de Saltillo, siendo el toro llamado ‘Gorrión’ el primero en saltar a la arena. Al día siguiente, Litri actuó junto a su gran amigo ‘Bonarillo’. En esta época, pese a su constante matrimonio, Miguel ‘Litri’ entabla relaciones sentimentales con una empleada de su casa, Margarita Gómez Fernández. Fruto de esta relación extramatrimonial nacería Manuel Báez, conocido como ‘Manolito Litri’.

     Pese a que a partir del año 1905 decayó el interés por Litri, en 1907 realizó un viaje a tierras mexicanas, debutando en la capital el 20 de octubre y actuando en 17 festejos. Vuelto a España, continuó actuando en los ruedos, aunque, según pasaba el tiempo, el número de actuaciones iba disminuyendo. El 6 de septiembre de 1911, y con ocasión de las fiestas patronales onubenses, Miguel ‘Litri’ actuó, junto a Corcherito de Bilbao y Martín Vázquez, para lidiar reses de la Testamentaría de Julio Laffite. Tras este festejo, Litri meditó sobre su futuro y, tras veintisiete años de actividad taurina, decidió cortarse la coleta, tarea que realizó su esposa el día 8 de septiembre de ese año de 1911.

INTENSA ACTIVIDAD TRAS LA RETIRADA

     Miguel Báez ‘Litri’ era una persona muy apreciada por sus paisanos y no sólo por su profesión, sino por otras cualidades. Y, tras su retirada, decidió dedicarse a la política. En noviembre de 1911, formando parte del Partido Demócrata de Canalejas, se presentó a las elecciones, aunque no salió elegido; dos años después, y dentro del Partido Liberal, fue elegido concejal del Ayuntamiento de Huelva, puesto que repitió en el año 1920 formando parte del Partido Romanonista y, finalmente, en 1923, representando al Partido Conservador, no salió elegido concejal.

     Tras el fallecimiento en Málaga de su hijo Manolito, víctima de una cornada mortal, su novia Ángela se trasladó hasta Huelva para ofrendar un ramo de flores ante la tumba de su amado, siendo acogida en su domicilio por el padre del torero, que, en aquellos días, cuidaba de la grave enfermedad que padecía su esposa y de la que fallecería el 21 de noviembre de 1927. Pronto germinó el amor entre el viejo torero y la joven hasta tal punto que el 23 de enero de 1928 contrajeron matrimonio en Gandía. Fruto de este matrimonio nacieron tres hijos: Ana María, nacida en el año 1929 y fallecida, a los cuatro años de edad, en Huelva; Miguel Sebastián Liliano, nacido en Gandía el 5 de octubre de 1930; y Josefa, nacida en Huelva el 16 de octubre de 1932, cuando ya el patriarca Miguel Báez ‘Litri’ había fallecido el 14 de enero de 1.932, cuando contaba 62 años de edad, y víctima de una rápida dolencia.

DEJAR COMENTARIO

1 × 4 =