Recuerdos de la desaparecida plaza

La Monumental, objeto de deseo para los empresarios

0
477
La imponente imagen exterior de la que fuera grandiosa plaza de toros Monumental de la ciudad de Huelva.
La imponente imagen exterior de la que fuera grandiosa plaza de toros Monumental de la ciudad de Huelva.

La desaparecida plaza de toros Monumental de Huelva tuvo siempre un especial atractivo para los empresarios de la época, incluso para los más importantes. Pedro Balañá, con el apoyo de Litri y Chamaco en la gestión, fue empresario durante muchos años de este coso.

Vicente Parra.-

     La Monumental plaza de toros de Huelva fue un coso muy apetecible para las empresas taurinas que acudían en buen número a los concursos para su explotación y ofrecían atractivas programaciones, aunque no siempre se podían llevar a cabo por cuanto la decisión de la propiedad, el Ayuntamiento, era bien distinta.

     Así sucedió con el concurso celebrado a comienzos del año 1974 y que había convocado el Consistorio onubense, que recibió cinco plicas presentadas por diferentes empresas que optaban a explotar el coso capitalino. El maestro Antonio Ordóñez presentó una oferta consistente en el 15% de los ingresos brutos así como la cantidad de 1.111.111 pesetas cada año durante los cinco de explotación. Esta propuesta no traía consigo un determinado número de festejos, por lo que acogía al mínimo exigido por el Ayuntamiento: cinco corridas y cinco novilladas.

     Por su parte, el malagueño Francisco Rodríguez propuso entregar al Ayuntamiento el 20% de los ingresos además de ofrecer 21 espectáculos a lo largo de cada temporada a razón de diez corridas con las máximas figuras, diez novilladas con y sin caballos, y un festival benéfico a final de cada temporada. En Colombinas, diez festejos entre corridas y novilladas.

     El popular Leonardo Muñoz Ordóñez ofreció un pliego con un total de 47 festejos (de los que 12 eran corridas, 17 novilladas picadas, 8 novilladas sin picadores, 8 becerradas y dos espectáculos cómico-taurinos) y, en cuanto a dinero, ofrecía el 17,30% de los ingresos totales.

     La empresa encabezada por Manuel Martínez Elizondo ‘Chopera’ ofreció el 20% de los ingresos para los dos primeros años y el 22% para los tres restantes de los festejos que pensaba programar y que eran seis corridas de toros (cuatro en Colombinas, donde, además, habría una novillada y un espectáculo cómico-taurino) y seis novilladas por temporada.

     La quinta propuesta la presentó Pedro Balañá, que estuvo representado por Miguel Báez ‘Litri’. Su propuesta era muy sencilla: 15% de los ingresos, con seis corridas de toros, cinco novilladas y un festejo de promoción para los jóvenes valores de la cantera onubense.

     Una vez cumplidos los trámites administrativos, el Pleno del Ayuntamiento onubense acordó por unanimidad conceder la explotación de la Monumental Plaza de toros de Huelva a la empresa encabezada por Pedro Balañá y que contaba con la presencia de Miguel Báez ‘Litri’ y Antonio Borrero ‘Chamaco’. Esta empresa no sólo rigió el coso onubense durante essos cinco años sino que, años después, volvió a ganar el concurso y se mantuvo hasta que en el año 1982 ya no estuvo en uso debido a las circunstancias conocidas.

DEJAR COMENTARIO

dieciocho + siete =