VALVERDE - 2ª de Feria

La bravura de ‘Arito’ emocionó a los tendidos

0
930
El sexto, 'Arito', de Guardiola, en una vibrante pelea en varas. (FOTO: André Viard/Terres Taurines)
El sexto, 'Arito', de Guardiola, en una vibrante pelea en varas. (FOTO: André Viard/Terres Taurines)

El buen astado de Herederos de Salvador Guardiola, lidiado en último lugar, se erige en el más destacado de la interesantísima corrida concurso. Hasta 22 puyazos tomaron los seis toros, con varios que aguantaron hasta cuatro puyazos en el caballo. Una oreja por coleta para Rafaelillo y Antonio Ferrera.

LA FICHA

TOROS: Se han lidiado, por orden de lidia, toros de Miura, Partido de Resina, Tomás Prieto de la Cal, Villamarta, Conde de la Corte y Herederos de Salvador Guardiola, de diferente juego, pero interesantes en conjunto.

ESPADAS: -Rafaelillo (de teja y azabache), una oreja, saludos y vuelta al ruedo.
Antonio Ferrera (de azul y oro), saludos silencio y una oreja
.

 
INCIDENCIAS: Dos tercios de plaza. 

CLICK PARA DEJAR SU OPINIÓN

 

CLICK PARA IR A LAS IMÁGENES
GALERÍA GRÁFICA
Vicente Medero
SUERTE DE VARAS
Vicente Medero
OTRAS IMÁGENES
Vicente Medero

 

CLICK PARA IR A LAS ARTÍCULOS
DESPEJE DE PLAZA
La tarde, toro a toro

Juan José Benítez
LA VOZ DEL ABONADO 
Toros en Valverde del Camino
Diego Martínez

 

Vicente Parra.-

     Tarde de emociones con el juego, variado como cabía suponer, de las reses lidiadas en la corrida concurso de ganaderías celebrada en Valverde del Camino y en la que se impuso ‘Arito’, de los Herederos de Salvador Guardiola. A lo largo de la tarde hubo bravura y los tendidos gozaron con la verdad de la Fiesta, aplaudiendo a rabiar y mostrando su disgusto cuando se hizo necesario para, finalmente, gozar de una tarde que tardará en olvidarse en Valverde.

     Buen comienzo con el toro de Miura que tomó cuatro varas con buen son pero que, tras dejar mucha sangre en la pelea, se vino abajo y empezó a mostrar ciertas dificultades. Rafaelillo se esforzó por lucirse y lo logró, por lo que fue premiado con una oreja mientras se ovacionó al toro.

     El tercero fue de Tomás Prieto de la Cal, un toro que también tomó cuatro varas pero que después se puso brusco y echó la cara arriba, haciendo imposible el toreo. Por ello, el murciano mostró su decisión y acabó pronto con él, siendo silenciada su labor.

     Al del Conde de la Corte le pegaron en las cuatro entradas al caballo pero el animal no se empleó. A la muleta llegó con muchas dificultades y Rafaelillo estuvo muy firme con él, haciendo un gran esfuerzo que, sin embargo, no encontró recompensa porque tan sólo pudo pasear el anillo.

     El segundo de la tarde, de Partido de Resina, salió acalambrado y tuvo tanta nobleza como escasez de fuerzas. Con él, Antonio Ferrera estuvo bien con las banderillas y con la muleta en una faena muy seria que, sin embargo, no encontró ecos en los tendidos.

     El toro de Villamarta se rajó muy pronto y buscó los chiqueros, donde terminó al final de la faena. Ferrera trabajó con él hasta en el tercio de banderillas por cuanto el extremeño llevó personalmente la brega intercalando los capotazos con los rehiletes. Con la muleta no pudo haber lucimiento y se silenció su labor.


  El toro de Guardiola tuvo bravura y transmisión hasta los compases finales en los que terminó rajándose


       Al final salió ‘Arito’, un toro de los Herederos de Salvador Guardiola que tuvo bravura y transmisión hasta los compases finales en los que terminó rajándose. Antonio Fererra lo aprovechó muy bien y, tras ser espléndidamente picado por Alonso Sánchez, le realizó un trasteo vistoso que, sin embargo, no coronó con la espada pues dejó un metisaca en los sótanos. Paseó una oreja cuando tuvo en sus manos el mejor toro.

     El picador Alonso Sánchez fue galardonado como quien mejor hizo la suerte, pues supo medir el castigo, colocar el hierro en el sitio exacto y lucir a su oponente entre las ovaciones de los tendidos. Por el contrario, el premio destinado a la mejor lidia quedó desierto porque, realmente, no hubo lidia alguna a lo largo de la tarde.


DESPEJE DE PLAZA

La tarde, toro a toro

Juan José Benítez.-

     Hoy, la esperada concurso de Valverde. Cuando se hacen bien las cosas -o por lo menos se intenta-, la gente en los tendidos disfruta. Hoy los aficionados han llegado a ver 22 puyazos, han saltado al ruedo de los carpinteros seis astados, cada uno en su fenotipo, pero seis toros, que todos han vendido cara su muerte. Es de recibo, aunque sea de manera personal decirlo, que me hubiera gustado ver el juego de varios toros en la muleta con dos puyazos en vez de con cuatro, ya que algunos morlacos han llegado un poco apagados al último tramo de la lidia.

     En primer lugar saltó al ruedo uno de Zahariche, un Miura, agalgado, aunque no mucho en tipo de la casa. Recibe cuatro puyazos, transmite mucho el astado, se arranca de lejos. En la muleta había que llevarlo mucho, con toque, ya que se orientaba y se quedaba corto y parado. Aun así dio juego y fue aplaudido en el arrastre.

     En segundo lugar el de Partido de Resina, toro bajo y regordío, con los dos pitones astillados de los corrales. Sale acalambrado de los cuartos traseros, a punto de ser devuelto. Se viene arriba tras tres puyazos. En la muleta siempre fue con la cara alta, sin humillar, sin irse pero sin pelear, mejor por el pitón derecho, más potable; por el izquierdo es más incierta su embestida. Es silenciado.

     ‘Carasucia’ se llamaba el de Prieto de la Cal. ¡Qué bella estampa! Tras un primer puyazo fuerte y de verdad, tomó otros tres, llegó muy parado al tercio de muleta y no hubo entidimiento artístico. Con peligro, agarrado al piso, pegando tornillazos, sin clase; no era toro de triunfo.

     En cuarto lugar el de Villamarta, el peor del encierro, y el que menos posibilidades dio a su antagonista, rajado desde el principio. Tomó puyazo y medio, tenía motor y cuando metió la cara lo hizo bien, pero no aguantó la pelea y se rajó continuamente. Ferrera tuvo que tomar el estoque con su oponente en tablas.

     La tarde empezaba a venirse arriba. Conde de la Corte en el albero: bonito toro, astifino, toma cuatro varas pero lo acusa después, Rafaelillo le plantea una faena con tirones y de uno en uno. El toro y el público pedían más ligazón y temple, ya que cuando el toro de arrancaba lo hacía para darle tres muletazos seguidos. Al final se para y no hay lucimiento.

     En sexto lugar sale el bombón de la tarde, de Guardiola, un toro guapo, con recorrido y fijeza, que fue un delirio en varas: cuatro varas, pero de verdad, yéndose a matar al caballo. Muy bien el piquero, de categoría. Ferrera, la banda de música y el toro ponen el espéctaculo en banderillas. En la muleta el toro se arranca de lejos, repitiendo, con la cara por el suelo, con clase y transmisión, galopando, derrochando bravura y nobleza. Al final, tras una larga y artista faena, se raja cuando dio todo lo que tenía. Chapó para el ganadero.

     Los premios fueron a parar al último toro y a su picador. Todos los que asistimos hoy a la corrida de Valverde salimos hablando de toros, Y eso, en los tiempos que corren, no es poco…


LA VOZ DEL ABONADO

Toros en Valverde del Camino

Diego Martínez.-

     Toros en Valverde del Camino. Corrida concurso de ganaderías (Miura, Partido de Resina, Prieto de la Cal, Villamarta, Conde de la Corte y Guardiola Fantoni) para Rafaeillo y Ferrera. Cuando digo que hubo toros en Valverde no me refiero a cuando se utiliza este término para expresar que se celebró un espectáculo taurino en esa localidad. Me refiero a algo que no estamos acostumbrados a ver en los últimos tiempos. Variedad de encastes. Excelente presentación con dos lunares importantes: los toros de Partido de Resina y Prieto de la Cal salieron al ruedo completamente desmochados. Vertían sangre por las astas. Es algo que Algora y Tomás Prieto de la Cal no deben consentir, pues si lo hacen es que asienten estas vilezas.

     Toros encastados, alguno manso, otros mas toreables, con movilidad, nada del aborregamiento de moda. A la misma hora se estaba produciendo en Málaga un festejo, que como tantos otros era un paso atrás en la Fiesta, sin embargo en Valverde del Camino, los que allí estuvimos para nada nos aburrimos y salimos deseando que el año que viene quien corresponda programe otro festejo con TOROS y dos toreros entregados, los cuales cada uno con su estilo, no escondan su dignidad y pongan toda la carne en el asador, como así hicieron Rafaeillo y Ferrera.

     La reseña oficial de la corrida se puede leer en las diversas páginas y blog de Internet, pero algunos detalles interesantes para los aficionados y organizadores son dignos de reseñar. Los toros se expusieron en manifiesto público la mañana del festejo. La gran mayoría de los asistentes eran aficionados de localidades próximas. Así pudimos ver a gente de Sevilla, Castillo de las Guarda, Écija, Huelva, el excelente ganadero Fernando Cuadri, aficionados portugueses y franceses, e incluso aficionados llegados desde Cartagena (Murcia).

     Con la que está cayendo, con esto se demuestra que la afición dormida se despierta con estos reclamos y allá donde se vislumbra algo de emoción y casta en toros y toreros acude la gente a pesar del calor y la incomodidad de la plaza. Otra cuestión a destacar es la buena organización por parte de la empresa y Ayuntamiento, ofreciendo a los aficionados información escrita sobre la corrida y durante el transcurso del festejo por la megafonía de la plaza. No se pidieron las orejas verbeneras que estamos acostumbrados en la mayoría de los pueblos y los trucos de los banderilleros obstaculizando el arrastre de los toros para nada sirvieron. El presidente tuvo buen criterio para cumplir el Reglamento en el tercio de banderillas y para nada se dejó influir en peticiones minoritarias de oreja ni en conceder la vuelta al ruedo al toro de nombre ‘Arito’ de Guardiola porque al final cantó la gallina y se rajó en tablas.

*Diego Martínez es presidente de la Unión Taurina de Abonados de Sevilla.

 


 

GALERÍA GRÁFICA (Vicente Medero)

Rafaelillo.

Rafaelillo.

Rafaelillo.

Rafaelillo.

Rafaelillo.

Rafaelillo.

Rafaelillo.

Rafaelillo.

Rafaelillo.

Rafaelillo. Antonio Ferrera. Antonio Ferrera.

Antonio Ferrera.

Antonio Ferrera.

Antonio Ferrera.

Antonio Ferrera. Antonio Ferrera. Antonio Ferrera.

Antonio Ferrera.

Antonio Ferrera y su picador Alonso Sánchez.

Si le interesa alguna fotografía escriba a fotografia@huelvataurina.com o en el teléfono: 630 95 79 28

 

OTRAS IMÁGENES (Vicente Medero)

Mantillas en los toros.

Cuidando los detalles.

Tarde de mayorales.

El paseíllo.

Saludos entre barreras.

El ganadero Fernando Cuadri.

Las seis divisas. Saludo de Ferrera. Oreja al aire.

Hispanidad Radio.

Y salió el toro.

Si le interesa alguna fotografía escriba a fotografia@huelvataurina.com o en el teléfono: 630 95 79 28

 


 

SUERTE DE VARAS (Vicente Medero)

Suerte de varas. Suerte de varas. Suerte de varas.

Suerte de varas.

Suerte de varas.

Si le interesa alguna fotografía escriba a fotografia@huelvataurina.com o en el teléfono: 630 95 79 28

 


 

DEJAR COMENTARIO

tres + cuatro =