HUELVA - Novillada sin picadores

Tres ilusiones a hombros

0
556
Roca Rey, Correa y Serna, a hombros esta tarde en Huelva. (FOTO: Xosé Andrés)
Roca Rey, Correa y Serna, a hombros esta tarde en Huelva. (FOTO: Xosé Andrés)

El segundo festejo de promoción celebrado en la plaza de toros de La Merced de Huelva ha incrementado el nivel de los aspirantes. Roca Rey, un peruano afincado en Sevilla, ha cortado un rabo a un eral de vuelta al ruedo de La Dehesilla. Dos orejas para Juan Pablo Correa y Rafa Serna. Los tres salieron a hombros.

LA FICHA

ERALES: Erales de La Dehesilla, de escasa presencia y desigual juego; el mejor fue el quinto, ‘Bondadoso’, premiado con la vuelta al ruedo.

NOVILLEROS: -Emilio Molina (Escuela de Sevilla-Amate), una oreja.

Juan Ramón Jiménez (Escuela de Sevilla-Amate), ovación.
Alfonso Cadaval (Escuela de Sevilla), una oreja.
Rafa Serna (Escuela de Sevilla), dos orejas.
Roca Rey (Escuela de Camas), dos orejas y rabo.
Juan Pablo Correa (Escuela-Citar), dos orejas.
 
INCIDENCIAS: Un cuarto de plaza. Clase práctica a beneficio del Banco de Alimentos.

 

 

Redacción.-

     De muy interesante podría calificarse la segunda y última de las clases prácticas pertenecientes al ciclo que ha organizado la plaza de toros de La Merced a beneficio del Banco de Alimentos de Huelva. Lo abrió el novillero Emilio Molina, de la Escuela de Sevilla-Amate, que recibió con buen gusto con el capote a su oponente y se mostró aseado con la muleta. Tras buena estocada, se hizo con la primera oreja de la tarde. Le siguió el onubense Juan Ramón Jiménez, quien demostró buena colocación y pulcritud en los pases, destilando ganas de agradar ante sus paisanos, aunque se demoró con la espada y eso le dejó sin premio material. Sí recibió ése otro premio moral que fue la cálida ovación del público de su plaza.

     En tercer lugar toreó Alfonso Cadaval, de la Escuela de Sevilla, que recibió con buenas verónicas al novillo y lo toreó en muy buenas series de mando con la derecha, en las que esbozó que es torero de concepto basado en el buen gusto. Le siguió su compañero de escuela Rafa Serna, quien con mucho gusto y pellizco supo llevar embebido en la muleta a su novillo, en un artístico trasteo de mano baja, profundidad y ligazón que le sirvió para cortar dos orejas.

     La tarde disparó su nivel a partir del quinto. Primero, por la actitud de competencia de los dos últimos novilleros, Roca Rey y Juan Pablo Correa, que compartieron un intenso y lucido tercio de banderillas, en el que primó la variedad y el buen oficio de ambos. Ya con la muleta, Roca Rey, alumno de la Escuela de Camas y discípulo de José Antonio Campuzano, confirmó que está para mucho más, para dar pronto el salto de escalafón. Tiró a la par de valor y de un notable sentido del temple para exprimir las embestidas de ley de ‘Bondadoso’, un bravo eral que fue premiado con vuelta al ruedo y que todo lo que hizo fue bueno, a más y a mejor. Tuvo prontitud, nobleza, emoción, entrega, clase y, además, se rebozaba en cada acometida. Y el novel peruano lo ligó en tandas robustas y de mucho peso para dejar la mejor faena del ciclo. Lo mató por arriba y queriendo y eso le puso en las manos los máximos trofeos.

     Cerró plaza el mexicano Juan Pablo Correa, de la Escuela Taurina del Centro Internacional Taurina de Alto Rendimiento (Citar), quien, tras mostrarse variado con el capote, devolvió a Roca Rey la invitación en banderillas y se puso a torear después con fondo y con poso ante un oponente muy en ‘núñez’, que a medias se entregaba y a medias quería irse, pero que le regaló embestidas limpias que Correa aprovechó con facilidad también para conectar con el tendido. Mató pronto y cortó dos orejas.


GALERÍA GRÁFICA (Vicente Medero)

Los noveles de hoy.

Emilio Molina.

Juan Ramón Jiménez.

Alfonso Cadaval.

Rafa Serna.

Roca Rey.

Roca Rey.

Roca Rey.

Juan Pablo Correa.

DEJAR COMENTARIO

13 − 7 =