SANTA OLALLA - Novillada de Feria

David de Miranda sigue escalando

0
513
David de Miranda, con las dos orejas y el rabo del último del festejo en Santa Olalla. (FOTO: Arizmendi)
David de Miranda, con las dos orejas y el rabo del último del festejo en Santa Olalla. (FOTO: Arizmendi)

El novillero onubense David de Miranda sigue subiendo peldaños a pasos de gigante. Esta tarde ha vuelto a torear en una plaza onubense, en Santa Olalla del Cala, y ha triunfado a lo grande, cortando cuatro orejas y un rabo a un lote que no fue facil. El sevillano Lama de Góngora, tres orejas y un rabo. El gaditano José Antonio Heredia, dos apéndices.

LA FICHA

NOVILLOS: Se han lidiado novillos de Dominguez Camacho, bien presentados. Destacaron primero y segundo, siendo los otros cuatro nobles, aunque más descastados.

NOVILLEROS: -Lama de Góngora, oreja y dos orejas y rabo.

-José Antonio Heredia, oreja y oreja.
-David de Miranda, dos orejas y dos orejas y rabo.
 
CUADRILLAS: Saludó la cuadrilla de Lama de Góngora en el quinto por la excelente brega y los buenos pares de banderillas
 
INCIDENCIAS: Dos tercios de plaza.

 

David de Miranda, con las dos orejas y el rabo del último del festejo en Santa Olalla. (FOTO: Arizmendi)
David de Miranda, con las dos orejas y el rabo del último del festejo en Santa Olalla. (FOTO: Arizmendi)

José Luis Arizmendi.-

     Tarde de mucho calor en la sierra norte onubense, donde se ha lidiado un encierro del hierro onubense de Dominguez Camacho, bien presentado y de variado juego, destacando los lidiados en primer y segundo lugar. Una plaza coqueta que ha disfrutado de una buena entrada, que casi llenaba sus gradas en tres cuartas partes, donde han disfrutado de la terna y del espectáculo. Los tres actuantes y el mayoral abandonaron el coso a hombros con escasa luz, pues el festejo acabó cercano a las diez de la noche.

     El sevillano Lama de Góngora tuvo en suerte un lote desigual: el noble primero y el descastado y manso quinto, a los que lidió de manera extraordinaria sobreponiéndose a las condiciones de sus antagonistas. Una faena al primero templada, sería y de poder ante las buenas condiciones de su enemigo, que dejó ver al Góngora mas pinturero y artista, siendo en el que se lidió en quinto lugar donde se mostró el Lama más guerrero y exigente consigo mismo, para no dejar ganarse la pelea por nada. Una estocada fulminante en su segundo ponía en sus manos los máximos trofeos.

     Al jerezano José Antonio Heredia no le pusieron los novillos fácil su paso por el coso onubense. Un lote exigente que precisaba de mano firme. Uno noble y con carácter primero, donde se vio la mejor versión del torero gaditano, ligando, templado y mandando. Pinturero en sus trazos, pellizco en sus ejecuciones y resolutivo en sus actuaciones. En su segundo, un utrero más rajado y querenciado en tablas, fue el novillero quien tuvo que atacar y tirar de raza y oficio para robarle tandas de mérito a su enemigo. Un doble trofeo repartido entre sus enemigos fue el premio de su tarde en Santa Olalla.

     El triguereño David de Miranda se llevó el peor lote de la tarde, con dos enemigos rajados y faltos de casta, donde toda la raza, casta, lucha y entrega la puso David. Esfuerzo, lucha, sacrificio y buenas maneras desarrolló en sus faenas el onubense, que supo sobreponerse a las condiciones desfavorables que le correspondió en la tarde. Variado en el saludo capotero y en los quites, no se guardó nada a pesar de no tener a los mejores colaboradores. Con la pañosa se le vio portentoso, bien plantado, firme, sereno y poderoso. Destacó en el sexto de la tarde -ya noche-, citando a pies juntos, dando el pecho y al natural con una serie honda, asentada y de gran calado que puso el preámbulo a un final de faena rematado con una estocada sin puntilla. Desorejo a sus dos enemigos y obtuvo cuatro apéndices y un rabo.


GALERÍA GRÁFICA (En breve)


OTRAS IMÁGENES (En breve)

DEJAR COMENTARIO

14 + 5 =