JABUGO - Novillada sin picadores

La ilusión renace en Jabugo

0
1284

De nuevo toros en Jabugo, y de nuevo entrever las cualidades de toreeros onubenses que comienzan a despuntar en los festejos de promoción. El local Víctor Rodríguez se erigió en el triunfador del festejo junto a Daniel Muñoz, pero también los onubenses Alejandro Pavón y Juan Ramón Jimenez aportaron momentos destacados.

LA FICHA

ERALES: Se han lidiado cinco erales y un añojo Conde de la Maza, de bonitas hechuras y presentación, de juego variado; en su conjunto sirvieron para los actuantes.

NOVILLEROS: -Elio Martín, palmas.

-Daniel Muñoz, dos orejas.
-Díaz Cruz (que sustituía al convaleciente Miguel Ángel León), oreja.
-Alejandro Pavón, oreja.
-Juan Ramón Jiménez, oreja.
-Víctor Rodríguez, dos orejas y rabo.
 
INCIDENCIAS: Un tercio de plaza.


CLICK PARA DEJAR SU OPINIÓN
CLICK PARA IR A LAS IMÁGENES
GALERÍA GRÁFICA

 

 

El novillero onubense Alejandro Pavón, en un desplante.

Juan José Benítez.-

     Tarde entretenida para los asistentes a las tan ansiadas novilladas sin caballos, que al fin regresaban a la serrana plaza de Jabugo. Festejo entretenido en el que Elio Martín obtuvo palmas debido a que no llegó a entenderse con su eral y al fallo con las espadas. Por su parte, Daniel Muñoz conectó con el público y con el eral; buen manejo de los aceros. Díaz Cruz dejó constancia de las ganas de querer ser torero, pero le falta mejorar con la espada.

     En cuanto a los intervenientes onubenses, a Alejandro Pavón se le nota día tras día que está mucho más toreado y más asentado a la hora de enfrentarse a sus astados. Ligó con arte las series, limando las asperezas del eral. Media estocada fue suficiente para cortar una oreja.

     Un torero que ilusiona al aficionado, por cómo siente esto del toreo y con el gusto que compone la figura, es Juan Ramón Jímenez. Tuvo la mente fría para saber que no podía apretar al eral debido a su falta de fuerza. Buen manejo de las telas, con tranquilidad, disfrutando del momento; era su debut esta temporada y no se le notó. Media estocada y una oreja que pudieron ser dos por la petición del público.

     Cerrando el cartel, el debutante local Víctor Rodríguez, muy bullicioso, conectando rápidamente con los tendidos, animoso el torero, y repetidor y colaborador el añojo. Mató de una estocada y su debut soñado en su pueblo se saldó con las dos orejas y el rabo.

 


GALERÍA GRÁFICA

Ilusionante paseíllo en Jabugo. Alejandro Pavón. Alejandro Pavón.

 

DEJAR COMENTARIO

cuatro × tres =