ESCACENA - Festejo de Feria

Éxito de los rejoneadores

0
392

Tarde triunfal -que no triunfalista- la vivida en Escacena del Campo durante la celebración de la corrida de rejones en la que Rui Fernandes, Diego Ventura y el local Andrés Romero le cortaron doce orejas y tres rabos a los toros de la ganadería de Conde de Cabral, propiedad de Diego Ventura, que debutaba como ganadero.

LA FICHA

ASTADOS: Se han lidiado seis astados de la ganadería Conde Cabral para rejones, de desigual juego, destacando el quinto.

REJONEADORES: -Rui Fernandes, dos orejas y dos orejas.

Diego Ventura, dos orejas y dos orejas y rabo.
Andrés Romero, dos orejas y rabo, y dos orejas.
 
INCIDENCIAS: Plaza llena.

CLICK PARA DEJAR SU OPINIÓN

 

 

Diego Ventura, con los máximos trofeos del quinto. (FOTO: Carlos Núñez)

Vicente Parra.-

     Lleno absoluto en los tendidos de la plaza portátil instalada cerca del recinto ferial y ambiente de gala para contemplar el festejo en el que tomaba parte el rejoneador local Andrés Romero quien, lógicamente, recibió el calor de los tendidos y él supo corresponder con una actuación brillante y atinada con el único error a la hora de acabar con el sexto de la tarde que, tras un rejón corto, necesitó de varios golpes de verduguillo. Por lo demás, Andrés Romero estuvo rozando la perfección, yendo de frente y clavando con acierto sin que la espectacularidad estuviera ausente de sus acciones, por lo que las ovaciones fueron intensas y, de ahí, que al acabar con su primero la petición del rabo fuera unánime y la presidencia tuviera que acceder, como estuvo a punto de hacerlo en el último pero, al tardar en caer, perdió el rabo.

     La tarde comenzó muy bien por cuanto Rui Fernandes fue haciéndose poco a poco con su oponente para irse arriba en banderillas dejando media docena en todo lo alto. Sin embargo, necesitó de dos rejones de muerte para acabar, y de ahí que el triunfo quedara en dos orejas. Con el cuarto, el de mayor presencia, el portugués no quiso quedarse atrás y completó una brillante actuación que, además, remató con eficacia, por lo que obtuvo los máximos trofeos entre la complacencia del respetable.

     El otro gran atractivo de la tarde, Diego Ventura, no se quedó atrás. Y si estuvo magnífico como rejoneador, no se quedó atrás como ganadero con el único pero de que los animales tuvieron una escasa presencia aunque, eso sí, todos colaboraron con los montados y permitieron una excelente tarde. A Diego no le importó estar en un pueblo ni en una portátil, sino que se entregó como si estuviera en una plaza de primera categoría, dejando constancia de su calidad y eficacia a la hora de clavar. A su primero le cortó las orejas y no el rabo porque necesitó de dos rejones de muerte mientras que del quinto, un buen toro, se llevó el rabo tras una actuación completísima.

     Buen debut como ganadero de Diego Ventura por cuanto los toros con el hierro del Conde de Cabral, aunque de escasa presencia, tuvieron el recorrido y la codicia necesarias para que los rejoneadores pudieran lucirse en una tarde de agradable temperatura y ante un público -unas 2.500 personas- que llenaron los tendidos del coso y pudieron disfrutar de un gran espectáculo, con la presencia del rejoneador local Andrés Romero como figura estelar ante dos compañeros que también demostraron su calidad y su experiencia. Una buena tarde en todos los sentidos la vivida en Escacena del Campo.

 


 

GALERÍA GRÁFICA (José Luis Benítez)

Rui Fernandes. Rui Fernandes. Rui Fernandes.
Rui Fernandes. Rui Fernandes. Diego Ventura.
Diego Ventura. Diego Ventura. Diego Ventura.
Diego Ventura.  Diego Ventura. Diego Ventura. 
Diego Ventura. Andrés Romero. Andrés Romero.
Andrés Romero. Andrés Romero. Andrés Romero.
Andrés Romero. Andrés Romero. Andrés Romero.
Andrés Romero. Andrés Romero. Andrés Romero.

 


 

DEJAR COMENTARIO

tres × uno =