TRIGUEROS - Festival benéfico

David de Miranda y Cuadri, profetas en su tierra

0
1270
David de Miranda en un pase cambiado por la espalda esta tarde en Trigueros. (IMAGEN: mundotoro.com)
David de Miranda en un pase cambiado por la espalda esta tarde en Trigueros. (IMAGEN: mundotoro.com)

La ganadería onubense de Hijos de Celestino Cuadri y el novillero local David de Miranda resultaron triunfadores del XII Festival benéfico celebrado en Trigueros con ocasión de su Feria y en el que los actuantes lograron diez orejas y un rabo. Un toro de Cuadri premiado con la vuelta al ruedo y David de Miranda ha cortado el único rabo.

LA FICHA

ASTADOS: Se han lidiado astados, por orden lidia, de Millares, Cuadri, Murteira Grave, Prieto de la Cal, Buenavista y Arucci (rejones). Hubo variedad en la presentación y en el juego, destacando el de Cuadri, premiado con la vuelta al ruedo.

ACTUANTES: -Víctor Puerto, dos orejas.

Antonio Ferrera, dos orejas tras aviso.
Antonio José Blanco, oreja.
Pérez Mota, oreja tras aviso.
-El novillero David de Miranda, dos orejas y rabo.
-El rejoneador Andrés Romero, dos orejas.
 
INCIDENCIAS: Casi tres cuartos de plaza. Tras el paseíllo se homenajeó al ganadero Murteira Grave, fallecido la pasada semana. Los beneficios están destinados a instituciones de la localidad. 

 

 

 

 

 

Vicente Parra.-

     Una agradable tarde de toros en Trigueros aunque, en esta ocasión, la respuesta de los aficionados no haya sido todo lo buena que se deseaba y en los tendidos se produjeron demasiados huecos, cuando la ocasión demandaba, una vez más, que la recaudación fuese más abundante.

     El diestro Víctor Puerto recibió a su oponente con una larga cambiada de rodillas. Después, ante la escasez de fuerzas del animal, no pudo lucirse y, toreando a media altura, trató de mantener en pie al cinqueño de Millares en un largo trasteo que finalizó de una estocada baja. Bravo, noble y con fijeza fue el toro de Cuadri y, con él, Antonio Ferrera supo hilvanar una muy buena actuación en todos los tercios, especialmente con la muleta, logrando series muy estimables. Sin embargo, falló con los aceros y, por ello, perdió cortar el rabo, aunque dejó una magnífica impresión.

     La res de Murteira Grave estuvo por encima de Antonio José Blanco, cuya voluntad y ganas de demostrar sus deseos de ser torero se vieron superadas por las condiciones del utrero. Aún así, dejó algunas pinceladas. Tampoco tuvo fortuna Manuel Jesús Pérez Mota con el jabonero de Tomás Prieto de la Cal, que tuvo mucha nobleza pero careció de fortaleza, por lo que la voluntad del torero de El Bosque no encontró mucho eco en los tendidos y, además, falló con los aceros.

     El triunfador numérico fue el novillero local David de Miranda, que se encontró con un interesante animal de Buenavista. Jaleado por su público dejó algunas series muy estimables con ambas manos, destacando una al natural de muy buen gusto, para concluir con adornos. Pese a no estar muy atinado con los aceros fue premiado con los máximos trofeos.

     Buen cierre tuvo el festejo a cargo del rejoneador onubense Andrés Romero. El de Escacena del Campo se lució a lo largo de su actuación con los rejones de castigo, las banderillas y los adornos para dejar un rejón de muerte y rematar, pie a tierra, con un certero descabello.

Una agradable tarde de toros en Trigueros aunque, en esta ocasión, la respuesta de los aficionados no haya sido todo lo buena que se deseaba y en los tendidos se produjeron demasiados huecos, cuando la ocasión demandaba, una vez más, que la recaudación fuese más abundante. 

 

DEJAR COMENTARIO

dos × 2 =