BALANCE de la jornada

David de Miranda corta una oreja en la Maestranza

0
653
David de Miranda tras cortar la oreja hoy en la Maestranza. (FOTO: Javier Martínez/SEVILLA TAURINA))
David de Miranda tras cortar la oreja hoy en la Maestranza. (FOTO: Javier Martínez/SEVILLA TAURINA))

El novillero onubense David de Miranda, que ha estado arropado por muchos aficionados onubenses desplzados en autobuses hasta la capital sevillana, ha cortado esta tarde una oreja en la Real Maestranza. El novillero de Trigueros ha estado muy entregado para cortar un trofeo del cuarto novillo de Rocío de la Cámara.

Redacción.-

     El balance de los toreros onubenses que han hecho el paseíllo hoy, domingo 21 de junio, es el siguiente:

NOVILLADAS

  • Sevilla: Se han lidiado novillos de Rocío de la Cámara; quinto y sexto con el otro hierro familiar de Cortijo de la Sierra. Desiguales de presencia, mansos, nobles y descastados. David de Miranda, saludos y una oreja. Curro Durán, silencio tras aviso y vuelta al ruedo. Alejandro Fermín, vuelta al ruedo y silencio tras aviso. Un tercio de plaza. (VER CRÓNICA y GALERÍAS GRÁFICAS)

     En reseña de nuestro compañero Manuel Viera de SEVILLA TAURINA sobre la actuación de David de Miranda esta tarde en la Maestranza, «la calidad del soso primero no logró ocultar su falta de fondo. Pese a ello, David de Miranda lo toreó despacio con el capote para hacerlo después, de igual manera, en una faena de muleta marcada por el temple de los aislados muletazos diestros y el buen trazo del natural. Detalles de un trasteo discontinuo y poco emotivo por las características del soso novillo de Rocío de la Cámara. Acortó las distancias al final en un vano intento por agradar. Tras la estocada saludó una ovación. No sin esfuerzo agotó, con el flojo y descastado cuarto, todas las posibilidades de triunfo exhibiendo buena técnica y enorme valor. Hizo un toreo sensiblemente breve marcado por notables muletazos diestros y algún que otro despacioso natural con ritmo y cadencia. No fue faena hilvanada ni, incluso, la que pedía el complejo comportamiento del novillo, pero sí con ingredientes, como el valor y el temple, administrados, eso sí, en su justa medida. Estocada y oreja, pedida con insistencia por su legión de paisanos onubenses».

DEJAR COMENTARIO

15 − 14 =