COLOMBINAS - 4ª de FERIA

Triunfo en la prórroga

0
649

El novillero onubense David de Miranda sale a hombros tras lidiar el sobrero como regalo debido al muy manso juego del quinto. Roca Rey y Lama de Góngora cortan una oreja por coleta tras esforzarse con la deslucida y decepcionante novillada del hierro de Cayetano Muñoz que ha cerrado el ciclo colombino. 

LA FICHA

NOVILLOS: Se han lidiado siete novillos de Cayetano Muñoz (el sobrero séptimo de regalo), correctos de presentación, desrazados, sin clase y de poco juego. El mejor fue el cuarto, y el peor el muy manso quinto.

NOVILLEROS: -Lama de Góngora (de celeste y oro), ovación y una oreja.

David de Miranda (de azul y oro), una oreja, silencio y una oreja en el sobrero de regalo.
Roca Rey (de celeste y oro), vuelta al ruedo y una oreja.
 
INCIDENCIAS: Media plaza.

 

El onubense David de Miranda sale a hombros en el cierre de Colombinas. (FOTO: Xosé Andrés)

Francisco Mateos.-

     Lo más destacado de la novillada de cierre del ciclo colombino fue la polémica vivida en el quinto de la tarde-noche. Era el segundo del torero local David de Miranda, que había movilizado varios autobuses hasta La Merced desde su pueblo de Trigueros. Había cortado una oreja a su primero, pero le restaba otra para abrir la puerta grande. Y salió el quinto de Cayetano Muñoz…. hacía muchos años que no veía un manso tan manso, ta huidizo, con tantos regates en los capotes,… Lógico el enfado de sus seguidores y la plaza en general. Era el torero de la tierra y le querían ver con un novillo normal. Pero en el sorteo entra también la posible mala suerte, y los mansos no se devuelven. Creo que eso el público lo sabía, no son incultos taurinos hasta ese extremo, pero protestaban y mostraban su frustración por ver un novillo menos, y que además fuera el de su torero. La presidencia poco podía hacer, salvo aguantar estoica la lluvia de broncas. David de Miranda se quitó al manso como pudo, Y tal como imponía la lógica, el apoderado del torero y la empresa hablaban en el callejón y pronto se vio subir al empresario Óscar Polo hacia la presidencia, señal inequívoca de que se regalaría el sobrero para que los lidiara David de Miranda, con el permiso previo de los otros dos compañeros, sensibles al suceso desagradable.

     Ese séptimo novillo bajó bastante de presencia respecto al buen nivel del resto, más bajo y menos hecho. Cuando lo toreaba en un quite tras el buen saludo a la verónica sufrió David de Miranda una voltereta fuerte, pero se levantó sin mirarse. Tiene valor y garra el onubense. La faena fue de poder, de entrega, con un novillo sin entregarse y que no pasaba con claridad. Lo mejor llegó con la izquierda. Espadazo y la oreja. Había cortado otra al segundo del encierro, que no fue novillo fácil. Con el capote asustó con su quietud en los quites, pasándoselo muy cerca. En la faena demostró que tiene temple y mando, mucha garra y ganas, aunque le falta aún rodarse. Es un novillero bastante completo y merece la pena seguir confiando en sus muy buenas cualidades. Huelva sigue teniendo un posible torero en David de Miranda. Aunque con la oreja que cortó en este segundo sumaba dos, el Reglamento indica que son tres si se lidian tres astados para poder salir a hombros; no obstante, por la puerta grande salió paseado por sus paisanos.

     Una oreja ha cortado el peruano Roca Rey, quizás el que mejor y más firme ha estado teniendo en cuenta las condiciones de los lotes de cada chaval y que era su segunda novillada con los del castoreño. El descastado tercero era muy deslucido para la faena. El torerillo dirigido por José Antonio Campuzano no se arrugó y fue un derroche de ganas, desde los estatuarios iniciales muy verticales hasta el arrimón final, con una ténica muy buena. La vuelta al ruedo fue justo reconocimiento a su labor. En el sexto tampoco tuvo suerte el peruano. Otro novillo sin clase que duró poco, tirando de recursos Roca Rey, arrimándose incansable y demostrando que, además de querer, puede. Cortó una oreja que refrenda su buena tarde.

     Lama de Góngora era el novillero ‘estrella’ del cartel. De él era de quien más se esperaba y aunque tuvo incluso el mejor novillo del festejo -el cuarto-, sólo metió en su esportón una oreja. No estuvo mal, porque su estilo siempre va a gustar y además tiene recursos para solventar cualquier papeleta, pero en ese cuarto podría haber reventado la tarde. Ese cuarto fue áspero en capote y Lama pasó apuros. En la primera mitad de la faena dejó que el animal se desplazara a su aire y las tandas de derechazos -estéticamente bellas- aparecían despegadas y rematadas para fuera. Fue centrándose el sevillano y ajustándose más, pero el novillo ya quedaba más corto y pasó a un toreo de cercanías y más mando cuando veía que se le acababa la tarde y necesitaba la puerta grande. Un pinchazo y una estocada caída restaron méritos para un segundo trofeo y su balance quedó en este buen cuarto novillo en una oreja. Su primero sólo le dejó estirarse en una tanda y después protestó y se paró. 

 


 *Debido a la decisión de la plaza de toros de Huelva de sólo acreditar a un redactor de HUELVA TAURINA, nos es imposible ofrecer a nuestros lectores el mismo variado y amplio despliegue informativo de temporadas anteriores en cada festejo, con varias galerías gráficas y artículos de opinión. Respetamos pero lamentamos la decisión de la plaza de La Merced hacia el único portal taurino dedicado exclusivamente a Huelva y sus profesionales.

DEJAR COMENTARIO

cuatro − 1 =