Curro Díaz, Cayetano y Oliva, en Cortegana

Cartel de lujo para una importante reinauguración

0
745
Exterior de la plaza de Cortegana.
Exterior de la plaza de Cortegana.

La plaza de toros de Cortegana reabre sus puestas esta tarde tras cinco años cerrada para llevar a cabo importantes obras de remodelación que han ascendido a 450.000 euros, sufragados por la Junta de Andalucía. Para la reinauguración, toros de Hermanos Garzón para Curro Díaz, Cayetano Rivera Ordóñez y Oliva Soto.

Vicente Parra.-

     Tras cinco años de ausencia del circuito taurino provincial, la plaza de toros de Cortegana vuelve a abrir sus instalaciones para la celebración de festejos taurinos. Durante este largo tiempo se han llevado a cabo las obras de remodelación del histórico coso, datado en el año 1854, y que permitiera, de acuerdo con la actual normativa, poder celebrar espectáculos taurinos.

     El coso es propiedad de una sociedad particular y cuenta con un aforo declarado ante la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía de 1.500 espectadores y posee un ruedo de 38,50 metros de diámetro, contando, además, con seis chiqueros.

     Unas instalaciones que, a iniciativas de la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía, se han remodelado y, para ello, se han invertido casi 450.000 euros en unas obras que, por diversas circunstancias, se han demorado en el tiempo entre el malestar de la afición local que veía cómo pasaba el tiempo y seguía sin poder disfrutar de su afición preferida.

     Cortegana siempre ha sido muy taurina. Ha contado con muy buenos aficionados y, por supuesto, con jóvenes que quisieron abrirse paso en el mundo de la torería, siendo el más destacado Rafael Romero, novillero que, en la década de los sesenta del pasado siglo, actuó en toda la provincia onubense, cosechando innumerables éxitos que ilusionaron a sus partidarios. Pero la carrera de Rafael se fue diluyendo hasta caer en el olvido. Curiosamente, Rafael Romero es el padre de la que fuese mujer de Cayetano Rivera Ordóñez, la actriz Blanca Romero, cuando éste aún no pensaba dedicarse profesionalmente a los toros.

     Y en sus tierras ha habido siempre toros bravos. En un ayer no muy lejano, en Cortegana pastaban las reses de José González y, en la actualidad, las que se lidian a nombre de Arucci, propiedad del industrial local Miguel Ángel González.

     Vuelve Cortegana al planeta taurino con la voluntad de recuperar este tiempo que ha pasado en blanco y, para la próxima campaña, se piensa en llevar a cabo una temporada adecuada a la situación económica y a los deseos de una afición que, como la local, ha sabido soportar esta travesía del desierto y que hoy, felizmente, finaliza con la reinauguración de la plaza.

     Una atractiva combinación se ofrece a la afición local y a la que visite la población dentro de los actos en honor de la Virgen de la Piedad. Reses que pastan cerca, en Santa Olalla del Cala, en la finca propiedad de los Hermanos Garzón y que van a ser toreadas por tres toreros muy cercanos a Cortegana. Abrirá cartel Curro Díaz, asiduo de la zona junto a su apoderado, Ignacio González; Cayetano, del que ya hemos visto su vinculación con la población; y Oliva Soto, con fuertes raíces familiares en Aracena. Y, además, en común, que los tres son toreros de arte, que entusiasman a los tendidos y que llegan a Cortegana a protagonizar una tarde para la historia.


NOTICIAS RELACIONADAS

DEJAR COMENTARIO

9 + 15 =