El popular taurino tenía 75 años de edad

Fallece el puntillero ‘Lolo’

0
796

El conocido puntillero onubense Manuel Santiago Morales ‘Lolo’ ha fallecido a los 75 años de edad. Su cuerpo se encuentra en el Tanatorio Nuevo de la capital onubense, desde donde se trasladará al cementerio de la Soledad para su cristiana sepultura. Su labor, secundaria y callada, era reconocida por los profesionales.

V.Parra/J.J.Benítez.-

     Un personaje, secundario pero entrañable, de cualquier festejo taurino, el puntillero, tenía en Huelva a su protagonista en la figura de Manuel Santiago Morales, conocido popularmente como ‘Lolo’, y que había sabido ganarse el afecto de la afición tras muchísimos años de actividad.

     Manuel Santiago Morales falleció en el día de ayer a los 75 años de edad y su cuerpo recibirá cristiana sepultura en el cementerio de la Soledad, hasta donde será trasladado desde el Tanatorio Nuevo de nuestra capital, donde se ha instalado la capilla ardiente, por la que están desfilando muchos amigos y conocidos del bueno de Lolo.

     Muchas han sido las anécdotas protagonizadas por Lolo a lo largo de su dilatada vida profesional en las distintas plazas de toros de nuestra capital y provincia donde dejó muestras de su saber en el manejo de la cacheta y eficacia a la hora de atronar a las reses.

     Lolo empezó de matarife en el matadero municipal, y su destreza en su oficio y sabiduría le llevó a ser encargado del matadero, lugar por el que pasaban a diario cientos de animales, con los que Lolo consiguió adquirir tal destreza con la puntilla que contaba multitud anécdotas e historias vividas en esos años, como sacrificar 63 reses de 64 cachetazos, algo insólito.

     A raiz de su habilidad con la puntilla y su gran afición al toro, se convirtió en el puntillero de la desaparecida plaza Monumental y a continuación de La Merced, demostrando cada vez que había que apuntillar un toro su enorme valentía y su espectacular manera de llamar a los toros en las troneras para darle el cachetazo, lo que le conllevó a recibir varias veces el aplauso de toda Huelva.

     Estos años pasados, Lolo, ya mayor, le cedió el testigo a su hijo y se dejaba ver en todos los enchiqueramientos y corridas celebradas. Se va el número uno de la puntilla, se va un pedacito del toreo de esta tierra, se va un buen hombre, se va ‘Lolo’ El Puntillero.

DEJAR COMENTARIO

8 − 7 =