El ganadero onubense lidia mañana en Madrid

José Luis Pereda: «Queremos ser el referente ganadero del encaste Núñez»

0
1966
El ganadero onubense José Luis Pereda. (FOTO: Javier Martínez)
El ganadero onubense José Luis Pereda. (FOTO: Javier Martínez)

La ganadería onubense de José Luis Pereda y La Dehesilla ha comenzado la temporada 2013 en el mismo notable tono con la que acabó el año pasado. Tras cuatro corridas lidiadas, se le han cortado 27 orejas y dos toros han sido premiados con vuelta al ruedo. Mañana jueves pasa el examen de lidiar en las Ventas.

Redacción.-

     Cubiertos los primeros compromisos de la temporada (Vinaroz, Bocairente, Cáceres y Puertollano) y a punto de encarar mañana jueves la gran cita de Madrid, el ganadero onubense José Luis Pereda hace un primer balance satisfactorio de lo que va de temporada. «De los veinticuatro toros ya lidiados, han salido algunos muy importantes. Y, en general, todos están teniendo el denominador común de esa entrega sincera en la embestida que caracteriza al encaste Núñez!, destaca el ganadero.

     En total, a las cuatro corridas ya celebradas de José Luis Pereda y La Dehesilla en el último mes se le han cortado 27 orejas, una decena de toros han sido arrastrados con aplausos del público y dos de ellos, ‘Poeta’ número 130, quinto de la tarde de Bocairente, y ‘Abandonado’, número 78, quinto también en Puertollano, se les ha dado la vuelta al ruedo. Incluso a ‘Poeta’ se le pidió el indulto. «Pero más allá de las cifras, lo importante es la lectura que tienen. Y esos datos atestiguan, de un lado, que la gente que ha asistido a esas tres plazas se lo ha pasado en grande viendo triunfar a los toreros. Y de otro, que han contado con la materia prima que precisan, que es el toro bravo y con calidad, para firmar buenas faenas y certificar sus éxitos», señala José Luis Pereda.

     «Desde el punto de vista estrictamente del ganadero, esos hechos nos dicen que nuestra ganadería responde al final a lo que de ella se espera cuando las empresas compran nuestros toros. Que hay espectáculo porque los toros embisten y lo hacen posible, pero, además, que lo lidiado hasta ahora está respondiendo mucho a lo que buscamos que es el toro netamente de Núñez. Es decir, ese toro que, por definición y por naturaleza, puede ser frío de salida, incluso mansear, que le cuesta inicialmente aceptar la pelea y la exigencia que el torero le propone, pero que, cuando se mete en ella, lo hace con verdad, con nobleza y, lo que más valoramos, con entrega. Entrega durante la embestida y entrega hasta el final del muletazo. Y la corrida de Cáceres es un buen ejemplo de lo que digo. Basta con ver las fotografías de la tarde para comprobar cómo humillaron los toros», argumenta el ganadero.

     En este sentido, en la casa Pereda se respira el moderado optimismo con el que hay que tomarlo todo en el toro porque la camada de este año, una vez en la plaza, está siguiendo fielmente la línea de los últimos años y, sobre todo, del pasado 2012. «La temporada pasada nos dejó dos tardes de referencia: la de agosto en Madrid y la de octubre en Sevilla. Ahí salieron toros que llevaban lo Núñez en la estampa y en la condición. Por nobleza, por su capacidad de humillación, por esa clase líquida que fluye sola en lo Núñez cuando de verdad está latente. Y, como ejemplo, pongo al toro ‘Triguerito’ de Sevilla. Este año estamos encontrando hasta ahora muchas de esas virtudes en las corridas que hemos lidiado. Claro que también han dejado aspectos que mejorar y en los que tenemos que incidir, como aumentar la duración de los toros y evitar por todos los medios que blandeen, pero en ello estamos. En este inicio de campaña, lo que más nos llena es comprobar que seguimos el camino trazado, la línea emprendida, lo que permite que el toro de Pereda sea cada vez más reconocible por sí mismo y un referente de la sangre Núñez que le alumbra», apostilla José Luis Pereda.


*Publicado en joseluispereda.es

DEJAR COMENTARIO

1 × 5 =