AL NATURAL

Depurar responsabilidades

0
806
La plaza de Valverde y su polémico callejón.
La plaza de Valverde y su polémico callejón.

«…Hubo cambio de gobierno municipal en Valverde, entró el PP y se piden los permisos para los toros, y se responde desde la Junta que le han ‘chivateado’ que el ruedo no tiene las medidas… Las mismas medidas que cuando concedió los permisos a sus ‘compis’ del PSOE. Una locura. Una contradicción. Y, ¿una chulería de rivalidad política? Puede ser…»

Francisco Mateos.-

     A estas alturas ya se habrán enterado de todo el asunto. El tamaño importa. El tamaño convertido en tragedia griega por la Junta de Andalucía. Lo de Valverde, me refiero. Ya sabrán que Valverde no tenía callejón, que desde la propia Junta de Andalucía –según parece- se sugirió al Ayuntamiento valverdeño la posibilidad de dotar al coso de callejón, que había espacio suficiente. La anterior Corporación (del PSOE, como la Junta) realizó el proyecto, se aprobó, se buscó la pasta y se instaló un callejón. Perfecto. Mayor seguridad para todos: actuantes y no actuantes que deben estar en el callejón (resto de cuadrillas, mozos de espadas, carpinteros, areneros, monosabios…y hasta los prescindibles chicos de la Junta). Se pidieron permisos para una corrida inaugural y para la feria agosteña, y la Junta los concedió sin más problemas… aún gobernaban sus ‘compis’ del PSOE en Valverde…

     Hubo cambio de gobierno municipal, entró el PP y se piden los permisos para los toros, y se responde desde la Junta de Andalucía que le han ‘chivateado’ que el ruedo no tiene las medidas… Las mismas medidas que cuando sí les dio los permisos para celebrar corridas a sus ‘compis’ del PSOE. Una locura. Un sinsentido. Una contradicción. Y, ¿una chulería de rivalidad política? Puede ser. Si el ruedo era apto en sus medidas hace un año, también lo es ahora; o dicho de otro modo: si no es apto ahora, ¿por qué sí lo era el año pasado? ¿Por qué los políticos de la Junta en Huelva que dieron los permisos -siguen siendo los mismos-, con su jefa de Servicio de Espectáculos a la cabeza, Margarita Pérez, ahora niegan los permisos que sí concedieron el año pasado? Si ahora se decide no dar permisos para corridas porque el ruedo no tiene las medidas, alguien debería dar la cara y depurar responsabilidades por haber autorizado el año pasado varios festejos mayores en esta plaza sin tener las medidas. Es una negligencia pues, y su responsable máxima es la responsable del departamento.

     La cuestión es que la Junta de Andalucía se ha mantenido inflexibe en los 30 centímetros de diferencia de ruedo que faltan para ser apta la plaza. Vamos, pie y medio de un banderillero. He consultado con varios profesionales, como por ejemplo Tomás Campuzano –uno de los muchos que han firmado a favor de las peñas locales para mantener el ruedo tal cual está, con su callejón- y todos me indican que es muchísimo más seguro un ruedo con callejón, aunque tenga 30 centímetros menos de ruedo, que una plaza sin callejón. Imagínense un toro apretando para los adentros a un banderillero en apuros. Es más seguro que el hombre tenga donde saltar en cualquier dirección que corra, que tener que buscar el burladero más próximo e intentar llegar hasta él, si no quiere quedar empotrado entre las astas y el paredón del ruedo. Una locura y un sinsentido peligroso de la Junta.

     He intentado recabar algunas cuestiones técnicas a la Junta de Andalucía, pero la responsable taurina, la mencionada Margarita Pérez, me remitió a la jefa de prensa; se ve que eso de dar la cara no es lo suyo… Y sobre las preguntas formuladas a la amable compañera de prensa de la Delegación de la Junta aún estoy esperando respuesta…

     Ahora parece que el Ayuntamiento, ante la amenaza casi autoritaria de la Junta de Andalucía en Huelva de no conceder permisos para su Feria de Agosto, ha decidido un punto medio: desmontar la mitad del callejón, para así ganar los puñeteros 30 centímetros. Así, media plaza tendrá callejón y otra media no.

     Comprenderán que es una locura y un sinsentido. Primero hay que depurar responsabilidades de la anterior Corporación, por invertir un buen dinero en un callejón que parece que no cumplía la distancia mínima. Después de la Delegación de la Junta de Andalucía por conceder permisos sin que tuviera las medidas y haber asegurado con sus propios técnicos de la óptima conclusión de la obra. Pero aquí nadie da la cara. Los políticos de la Junta sólo saben dar la cara en el callejón de las plazas. Dejándose ver. Posiblemente los políticos de la Junta en Huelva no han caído en cuentas de que si obligan a quitar el callejón de Valverde se quedan sin poder pasear palmito por el mismo, tanto como les gusta… Que alguien me lo explique, que no lo entiendo. Y sobre todo, que alguien dé la cara desde la Junta de Andalucía; no se escondan tras el callejón.


NOTICIAS RELACIONADAS

DEJAR COMENTARIO

cuatro × 1 =